UrbancinDesarrollos Urbanos de la Sierra de Albarracín

BLOG

Entradas

Categorías

Miercoles, 17/06/2015

Una nueva especie de dinosaurio “IGUANODON”

Investigadores de la Fundación Dinópolis han encontrado los restos de una nueva especie de dinosaurio, de 127 millones de años de antigüedad, a la que han bautizado como Iguanodon galvensis, en homenaje a la localidad turolense de Galve. 

Iguanodon galvensis es la quinta nueva especie de dinosaurio descrita en Galve y la décima de la provincia de Teruel.

Estos fósiles se encontraron en uno de los yacimientos excavados por un equipo de la Fundación Dinópolis en 2011 en el interior de la mina de arcillas que explota SIBELCO EUROPA S.A. en Galve (Teruel). 

El número de huesos y el estudio de los mismos indica que había, al menos, 13 crías de Iguanodon galvensis conviviendo juntas en la zona hace unos 127-129 millones de años y el estudio histológico (análisis de las secciones de los huesos mediante láminas delgadas) ha podido determinar que se encontraban dentro de su primer año de vida. El tamaño de todos los ejemplares es similar, unos 60 centímetros de longitud, por lo que probablemente provendrían de la misma temporada de cría.

En otro nivel aparecieron los huesos de un ejemplar adulto y otro juvenil. El adulto se estima que medía 6 metros.

Además, su asociación con otras vértebras más pequeñas asignadas a embriones (30 cm de longitud estimada) de Iguanodon galvensis sugiere que murieron cerca del área de nidificación.

El estado de conservación de los restos óseos indica que todos se encontraban juntos cuando murieron, y no que se fueran acumulando en épocas diferentes. Los paleóntologos sugieren que las crías probablemente se hallaran cerca de la zona de nidificación, formando una especie de guardería donde podían ser controlados por sus progenitores.

El estudio tafonómico, que explica cómo se formó el yacimiento, apunta a que las crías estaban agrupadas y murieron a la vez por una avenida de agua y barro que las atraparía a todas juntas, mientras que los adultos escaparían gracias a su tamaño.

El estudio realizado por los paleontólogos de la Fundación Dinópolis aporta mucha información sobre la nueva especie de dinosaurio y su comportamiento, además del hábitat en que vivía. El estudio del polen fosilizado ha permitido reconstruir el paleoambiente y llegar a la conclusión de que habitaban en zonas con mucha vegetación de ambientes fluviales. El cuidado parental que se ha inferido equipararía su comportamiento al que tienen las aves coloniales en la actualidad.

Una razón más para visitar Teruel.

Eventos

mapa web

Atención al cliente

978 619 290